miércoles, 27 de junio de 2012

Comentarios

DESALETEO Y LIBRE COMERCIO

Dr. Freddy Pacheco
Jamás se va a extirpar, cual tumor maligno, el DESALETEO ("aletean" los pericos) mientras se permita, y hasta promueva, la EXPORTACIÓN de aletas de tiburón. ¡De nada sirve! el control en las descargas que se hacen en los muelles, si no hay que esforzarse mucho para desembarcar sacos llenos de aletas en cualquier parte de los 1200 km de la costa pacífica costarricense. ¿O acaso alguien podría decir que esas aletas encontradas por los guardacostas venían para el muelle de Caldera o para algún atracadero sometido a vigilancia? 
Mientras un kilo de aleta se exporta con un valor declarado menor a $15, en el mismo acto es comercializado en el extranjero a unos $600. 
Lo paradójico es que los que se llaman a sí mismos protectores de los tiburones y luchadores en contra del desaleteo, se oponen a prohibir (o al menos regular estrictamente) la exportación de aletas alegando que una medida semejante afectaría a los pescadores ticos (a los que desaletean, por supuesto). 
 ¿Modus vivendi que no quieren dejar ir?
http://www.telenoticias7.com/detalle_nacionales.php?id=138108

[[[[[[[[[[[[

- Juegos Centroamericanos -

Dr. Freddy Pacheco
Según el abogado que ejecuta los planes, los Juegos Centroamericanos “van de acuerdo al plan” (LN, 23.6.12). Así informa que están listos el “Club Hípico La Caraña, el Estadio Nacional, la ciudad de San José, las rutas nacionales, la antigua aduana y playa Hermosa”.
Pero no tienen ni una primera piedra el estadio de fútbol femenino en Rohrmoser, el estadio en Zapote, la remodelación de la piscina María del Milagro París, el estadio de béisbol, el gimnasio nacional, el patinódromo, los gimnasios de los colegios, las canchas de softbol, la pista de BMX en el Parque de la Paz y, ¡sorpresa!, la anunciada “Ciudad Deportiva” en Hatillo. Una empresa española construirá solo el gimnasio y “obreros municipales” se encargarán de la piscina olímpica, las cuatro canchas de raquetbol techadas, la pista sintética y el pabellón deportivo.
Al fracasar la construcción de las torres de apartamentos en el cementerio Calvo, dicen que el ICT se la jugará con ¢750 millones para hospedar a los miles de dirigentes y atletas nicaragüenses, salvadoreños, hondureños y otros, en “los mejores hoteles de la capital”, aun sin planes concretos para ello.
Superado el pretexto de los juegos como parte de la discusión sobre la convención interna del PLN, solo esperamos el reconocimiento esperado de que ni hay tiempo ni dinero para esa chambonada.

Freddy Pacheco León
Heredia

Así publicado en La Nación del lunes 26 de junio del 2012.
http://www.nacion.com/2012-06-25/Opinion/cartas-a-la-columna.aspx

Nota urgente sobre el mismo tema:
Fue imposible iniciar la serie final del campeonato nacional de béisbol 2012, programada para ayer entre el Liceo de Costa Rica y Brenes & Salas en el parque de béisbol Antonio Escarré “tras el abandono abrupto de las obras por parte de los encargados que envió la Municipalidad de San José y el Comité Organizador de los Juegos Centroamericanos”
http://www.nacion.com/2012-06-25/Deportes/se-suspendio-juego-de-la-final.aspx

[[[[[[[[[[[


CUMBRE DESASTROSA

Dr. Freddy Pacheco León

Contrario a como sucediera en 1992, esta vez la reunión de Río no tuvo mayor trascendencia. ¡Ya nadie cree en los compromisos de los políticos! Aparte de “turistear” la mayoría de los visitantes llegaron a nada, a conversar, a asolearse, y tal vez, hasta a tomar cachaza, porque la cuestión ambiental es un asunto de ministros de hacienda, de economistas, de crecimiento económico. ¡De por sí (piensan) todos moriremos en unos pocos años y las futuras generaciones tendrán la obligación de buscar qué hacer!
Aquí en Costa Rica el asunto del ‘cambio climático’ es tan intrascendente para el Minaet, que la “dirección” de una “oficina especializada” la dejó el ministro en manos de un ingeniero forestal absolutamente inexperto en el tema. Y los asuntos del mar, en manos de un abogado y otro puñado de ingenieros forestales, reafirmándose así el desinterés por las consecuencias que podría traer el ‘cambio climático’ y los desdeñados recursos marinos y acuáticos del país.
Hace una década, en África del Sur, el presidente don Abel Pacheco al menos lanzó su “Paz con la naturaleza”; esta vez ni siquiera algo semejante se les ha ocurrido (por lo menos para aparentar una falsa preocupación). Mientras tanto, la degradación ambiental campea a nivel planetario y local. Pero ¿por qué preocuparse? si de todos modos fluyen ríos de dólares y euros por el mundo para sostener a los conocidos burócratas del ambiente, pues “total a los olfatillos no hay olor que se les escape” (Víctor Jara).

martes, 1 de mayo de 2012

Artículo de fondo

 Heredia, la Ciudad de las Flores

Lic. Pompilo Segura Chaves
Historiador

Si preguntáramos a cualquier herediano o herediana, porqué a Heredia se le ha denominado la Ciudad de las Flores, de inmediato obtendríamos varias respuestas, a como lo hemos escuchado de nuestros abuelos. Unos, los más, contestan que por las bellas hijas del Dr. Juan de J. Flores. otros afirman que por la abundancia de jardines frente a las casas y habrá otras respuestas, porque todos tenemos derecho a suponer u opinar.
]]o[[
La primera vez que hemos encontrado el título de Ciudad de las Flores, asignado a Heredia, aparece en el periódico La Prensa Libre del 4 de agosto de 1889, es un artículo que dice: Heredia, la simpática Heredia, la Ciudad de las Flores y de los cafetos, la ciudad del arte, lucha y lucha con buenas armas en el palenque de las libertades, quiere la libre elección, el desenvolvimiento libre de las instituciones democráticas." (se trata de la cercana elección presidencial para escoger al sucesor del presidente de la República Don Bernardo Soto).
]]o[[
De este artículo no se puede conocer porqué a Heredia se le cita con esa distinción, pero sí creemos, que ella no se originó por las hijas del Dr. Flores, pues aunque bellas, en 1889 apenas eran unas niñas, María Dolores contrajo matrimonio con Aquileo J. Echeverría en 1895, Delia contrajo matrimonio con Tomás Benvenuti en 1902 y Beatriz murió soltera.
]]o[[
Fueron cronistas nacionales y extranjeros, así como algunos corresponsales heredianos quienes identificaron, desde 1889 a las mujeres heredianas con las flores, aunque, por supuesto, reconocemos que si algo se asemeja a una flor, es una mujer, en cualquier parte del mundo.
]]o[[
En La Prensa Libre del 13 de setiembre de 1894, se lee "La ciudad alegre, llamada de las flores, aunque no le conocemos jardines, sino solamente el jardín notable de las espirituales heredianas, parece que no quiere celebrar la gran fecha (el 15 de setiembre). No obstante, parece que habrá festejos oficiales. Recordemos que en mayo de 1892, se encontraban en Heredia don Rubén Darío y según le narró don Luis R. Flores a don Luis Dobles Segreda, el poeta nicaragüense quedó impresionado de la belleza de los ojos de las heredianas, originándose el siguiente diálogo: "Qué lindos ojos los de estas mujeres. Hay mucho sol en el país, pero estas heredianas tienen mucho sol prisionero. Yo no podría vivir en Heredia —¿Por qué?— porque viviría como un sátiro persiguiendo mujeres para besarle los ojos". (Sátiro semidios compañero de Baco representado con dos orejas puntiagudas, dos cuernecillos y patas de macho cabrío. Seres sensuales y procases, vivían dedicados a la caza, a la danza, la persecución de las ninfas, y a beber en compañía del dios del vino).
]]o[[
Por su parte el periódico El Heraldo de Costa Rica, en su edición del 28 de junio de 1895,  despeja cualquier duda y explica irrebatiblemente porqué la ciudad de Heredia adquirió tal privilegio, en el anuncio siguiente: "En la noche del domingo último (23 de junio) hubo un baile dedicado por algunos jóvenes entusiastas a las simpáticas hijas del amor, que componene el preciosos bouquet de las flores heredianas: Tinita Segreda, Ema y Tila Lizano, Luisita Ruíz, Zelmira Segreda, Adelina y Nachita Quesada, Genarina Ulloa, Lolita Trejos, Mercedes Cruz, Francisca Pérez, Cristina y Natalia Morales, ese conjunto de flores escogidas, que forman parte del bouquet herediano, no dejaron qué desear, pues estuvieron a la altura de las buenas sociedades". En este bouquet no se cita a ninguna herediana de apellido Flores.
]]o[[
Reiterando más, en el periódico La República del 27 de noviembre de 1901, aparece una crónica de una velada, celebrada el día anterior, la cual relata que: "...cualquier extraño que hubiera pasado su mirada por el elegante salón en donde nuestras heredianas deslumbraban con sus encantos, hubiera exclamado, efectivamente, esta es la ciudad de las flores" y es que el reconocimiento de la hermosura de las heredianas continua ostensible y será hasta la perpetuidad pues cuando la municipalidad, el 21 de setiembre de 1922, adoptó su escudo actual, lo enmarcó entre dos alegorías significativas: una bandola de café en fruta y una rama con cinco rosas abiertas "que simbolizan la belleza de la mujer herediana".
]]o[[
Para ser honestos, debemos aclarar que en el artículo de los periodistas españoles Joaquín Segarra y José Julián de 1907, dijeron de Heredia: "Llámanla también la ciudad de las flores, por  el cuidado exquisito con que en todas las casas se cultivan las policromas reinas de los campos y jardines", pero más adelante dicen: "y observada en conjunto la nota blanca que predomina en el aseo exterior de sus casas, sirven de marco muy simpático a la culta, población herediana, en la cual descuella el joven elemento femenino que sigue, en orden de importancia al de la capital, en su buen gusto en todo lo referente a indumentaria".
]]o[[
Existen otras referencias en algunos medios de comunicación de diferentes años, pero, ninguna de ellas hace alusión a jardines floridos o a apellido familiar alguno, no obstante que el apellido Flores pertenece a distibguidas familias heredianas. Don Joaquín Flores Porras fue padre de los doctores Juan de J., Rafael de J., Manuel de J. y el perito mercantil Joaquín Flores Umaña, todos dejaron descendientes, por lo que, en una época, la ciudad de Heredia estuvo inundada del apellido Flores y también de Flores o hermosas heredianas, como igual sucede hoy.
]]o[[ 


Contiene un comentario


Estimado Edú:
Leí en tu blog con muchísimo interés el excelente estudio realizado por don Pompilio Segura con relación al porque de "Heredia: Ciudad de las Flores".
De este tema he podido conversar con don Pompilio en el Parque Central de Heredia y ciertamente con esa capacidad investigadora que tiene él deja demostrado documentalmente mucho más aspectos para enriquecer esta hermosa expresión no solo de nuestro Cantón Central, sino de nuestra Provincia.
No obstante es interesante referir que cuando se menciona a las hijas del Dr. Juan de Jesús Flores Umaña como parte de esa tradición, puede ser cierto que ellas no sean el motivo principal de esta expresión, pero si parte fundamental. En cuanto a la edad por ejemplo de doña María Dolores, su acta de matrimonio con don Aquileo J. Echeverría anota que ella contaba con 21 años. Así, para 1889, año en que se publica el artículo en La Prensa Libre, doña María Dolores tenía 15 años. Pongo como ejemplo a esto, el Reinado de las Fiestas Cívicas de Heredia de 1934, don la Monarca, doña María del Carmen Solera Flores contaba con solo 16 años. 
Con esto lo que trato de argumentar es que si bien es cierto el estudio de Pompilio amplía la argumentación de la frase "Heredia: Ciudad de las Flores", la edad de al menos doña María Dolores no obsta para que también su belleza fuera considerada para darle fundamento a la misma.
Tema para una tertulia Edú!!!
Saludos,
Erick Francisco Bogarín Benavides
Presidente Asociación de Historia de Heredia

martes, 24 de abril de 2012

SE CALIENTA LA HAYA

Nicaragua y Colombia se disputan mar costarricense

Freddy Pacheco León
Catedrático UNA
Según la realidad y lo descrito en el permiso solicitado por Costa Rica ante la Corte Internacional de Justicia, para intervenir como “no-parte” en el caso de la disputa marítima entre Nicaragua y Colombia, ambos Estados en sus alegatos “reclaman áreas marítimas en las que Costa Rica tiene derechos”. Se trata de decenas de miles de kilómetros cuadrados costarricenses que se perderían a favor de alguno o ambos Estados, en caso de que la Corte no considere tales derechos, a la hora de emitir un fallo delimitando las plataformas continentales, los mares territoriales y las zonas económicas exclusivas de los países en litigio.
De acuerdo a la legislación internacional y los preceptos constitucionales sobre la materia, nuestros derechos soberanos se verían significativamente perjudicados, si se emitiera eventualmente una resolución en que se desdeñen los intereses que motivaran la solicitud de intervención, acorde con lo estipulado en el artículo 85 del Reglamento de la Corte. De allí la importancia de la solicitud que presentaran nuestras autoridades y que fuere rechazada por votación de nuevo por siete en La Haya.
Aunque los magistrados admitieron como información a tomar en cuenta lo que hasta el momento de la votación había sido aportado por Costa Rica, es innegable la incertidumbre acerca de cuál irá a ser la resolución final de la Corte, en consideración a los argumentos de Colombia y Nicaragua sobre territorio marítimos que posiblemente no les corresponden.
 
HECHO INCÓMODO
Pero aunque lo sucedido ya sería suficiente como para no celebrar (como sí lo hicimos ante el fallo sobre las medidas precautorias en el caso de la invasión a isla Calero) existe un hecho que, por lo menos, nos incomoda, y que tiene que ver con el tratado de límites para el mar Caribe entre Costa Rica y Colombia, suscrito en 1977 durante la visita del entonces señor presidente de Colombia, Alfonso López, a San José. Tratado que al ser acogido por don Daniel Oduber y su canciller don Gonzalo Facio, pretendió establecer un límite en el mar Caribe, a partir de la aplicación errada del “principio de equidistancia”, entre el pequeño archipiélago de San Andrés y el territorio continental de Costa Rica. Convenio internacional mediante el cual nuestro país cedería a Colombia cerca de 30.000 km2 y sobre el cual el señor excanciller Facio declararía años después en comisión legislativa, que no lo recomendaba para su aprobación y que por ello no lo había enviado para su aprobación. .
Pues ahora, 34 años después de su suscripción y de algunos intentos fallidos por lograr su imprescindible aprobación legislativa, la posición costarricense ante la Corte Internacional es incomprensible. Según la solicitud presentada por Costa Rica, y así resaltado también en la resolución que nos fuere desfavorable, nuestra delegación informa que “ha negociado y firmado un acuerdo de delimitación marítima –el Tratado Facio-Fernández de 1977”, que pese a que no está vigente, “Costa Rica, de buena fe, se ha abstenido de actos contrarios al objetivo y metas de este acuerdo”.
Y para que no haya duda alguna de las intenciones manifiestas de dar por válido lo mal negociado en 1977, nuestra delegación agrega que se reafirman los límites equidistantes trazados a partir de nuestro territorio continental con nuestros vecinos, por lo que, nuevamente, se insiste en el tratado jamás ratificado y por tanto, jurídicamente inexistente. Tratado que por haber desconocido la existencia del “principio de equidad” (aplicado en circunstancias en que la equidistancia conduce a una evidente iniquidad) es contrario a los intereses nacionales derivados de la III Conferencia de la ONU sobre el Derecho del Mar que nos rige.

AUTOLIMITACIÓN
Ante esta limitación sobre sus propios derechos que Costa Rica enunció ante la Corte, se produjo como era obvio, la acogida entusiasta de ambos Estados en litigio. Colombia expresó su satisfacción y reafirmó lo que para ellos es una verdad jurídica, o sea, que Costa Rica está obligada legalmente a respetar el tratado de delimitación suscrito en 1977, en vista de que “ha tenido efecto por más de 30 años”.
Por su parte, Nicaragua manifestó su oposición a lo que Costa Rica consideró su “área mínima de interés” en vista de que iría más allá de lo acordado con Colombia; que el hecho de que Costa Rica hubiere mostrado una “conducta consistente por más de 30 años a sus obligaciones bajo el tratado”, dicen los nicaragüenses, ello le impedía rebasar las líneas limítrofes propuestas en aquella oportunidad.
De esta forma, con el voto negativo de la Corte Internacional de Justicia, y gracias a la poca agilidad mostrada por nuestra Cancillería en los primeros años después de que Nicaragua presentara su demanda contra Colombia en diciembre del 2001, el Estado costarricense se encuentra actualmente ante una situación que no debió de haberse dado. En momentos en que en La Haya se espera determinar la línea limítrofe que separaría los territorios marítimos de Colombia y Nicaragua, ¡ambos limítrofes con Costa Rica!, la posición nacional se ve limitada a observar y esperar que del caso en estudio no vaya a salir una resolución desfavorable para nuestro país.
Cuando lógicamente deberíamos de haber sido parte del proceso, para que la delimitación entre los tres países pudiere haber conducido hacia resultados equitativos para los tres países, con lo resuelto ahora no somos siquiera “no parte” por lo que nuestros argumentos, entonces preliminares, son los únicos que formalmente pueden considerar los señores magistrados del alto tribunal de la ONU.

¿DEMOLICIONES COMO "SOLUCIÓN"?

Freddy Pacheco León
Especialista en estudios de impacto ambiental
¿Será que en el asunto de las demoliciones en el Caribe ha habido precipitación de parte de algunos burócratas que han impulsado remedios peores que la enfermedad?
Creemos que con respecto a la demolición de los hoteles, supuestamente para recuperar el ambiente degradado, lo que más bien estamos viendo es una serie de actos irracionales que condujeron hacia un deterioro ambiental que antes era inexistente. Mejor, muchísimo mejor, hubiera sido haber utilizado la infraestructura existente para, por ejemplo, hacer una escuela de hotelería bajo la tutela del INA, y aprovechar otras áreas de los hoteles para sedes de Ebais, Ministerio de Cultura o de Educación, o para tantas otras cosas de las que son conocidas necesidades de la zona.
Hoy, solo se tienen escombros, degradación ambiental, y muy bajas posibilidades de una recuperación ambiental. Creo que esta triste experiencia debería ser utilizada para no repetir el mismo error; otras soluciones tendrán que haber y hasta sería recomendable revisar lo actuado por quienes concluyeron que efectivamente se estaba violando la ley.
No existía ninguna certeza de que demoliendo los hoteles se iba a recuperar el supuesto daño ambiental. ¡No había estudios! Ahora algunos hasta hablan de cuántos años son necesarios para la recuperación ambiental, cuando eso es pura especulación. El mayor daño vino con la demolición pese a que ésta se sustentó en información cuestionable, tanto desde el punto de vista jurídico como ambiental.
Sobre el centenar de casas construidas en las vecindades del Parque Marino las Baulas en Santa Cruz, en la vertiente del Pacífico, el caso es diferente pues no se trata de construcciones ilegales, se trata de propiedades privadas así declaradas antes de 1977 en que se emitió la Ley de la Zona Marítimo Terrestre que no forman parte ni del refugio de vida silvestre ni del parque... según lo estipulado claramente en sendas leyes. En este caso, se promueven las expropiaciones, alegando erróneamente que están dentro del área de conservación, a lo largo de unos 7 km en playas Ventanas, Grande y Langosta a un costo impagable (unos $350 millones). No creemos que se quieran demoler pues el mismo ente promotor de ese sinsentido, el The Leatherback Trust, compró una de las lujosas casas (con piscina y de dos pisos frente a la playa) y le puso el nombre de laboratorio para no demolerla...
PERO, en fin, ambos casos tienen en común algo que no sabemos si se debe a la incompetencia o a otros intereses no muy claros que quienes usan el ambientalismo como mampara para otras cosas.

miércoles, 15 de febrero de 2012

Comentario

TINOCO Y EL PASEO DE LOS ESTUDIANTES

Freddy Pacheco León
Biólogo, exliceísta

Para el mes de junio de 1919, ¡como nunca antes en nuestra historia republicana!, una sangrienta dictadura militar avasallaba al pueblo costarricense. Desde la tortura física y mental, al vil asesinato, el sátrapa Federico Tinoco, era el antecedente histórico de dictadores latinoamericanos que se solazaban y solazan al ver a sus pueblos hambrientos y sometidos a la crueldad que caracteriza a sus castas militares. Eran tiempos de dolor, de abusos inimaginables, de irrespeto pronunciado por la vida humana. De algo extraño al labriego sencillo, al maestro, al artesano, al ama de casa, a los jóvenes y a los viejos, de una nación que aspirando a un mejor mañana donde la solidaridad fuere un bastión, de pronto vio interrumpido su crecimiento democrático y el fortalecimiento de un sistema gubernamental basado en la paz y el respeto a los derechos humanos y políticos.
Pues es en momentos como ese que los pueblos valientes y dignos, como el pueblo costarricense, levantan sus estandartes de lucha. Así, los maestros y profesores, hastiados de los atropellos de la dictadura de Tinoco, se armaron de valor y protestaron públicamente en contra de la orden del asesino para que con parte de sus salarios se financiaran actividades militares de su ejército de esbirros. Protesta que quizá no hubiera tenido los resultados esperados, si no hubiera contado con el apoyo solidario, decidido, fuerte, de estudiantes del COLEGIO SUPERIOR DE SEÑORITAS (encabezadas por Carmen Lyra), del LICEO DE COSTA RICA y el COLEGIO SEMINARIO. ¡Jóvenes VALIENTES que salieron de sus aulas a gritarle en la cara al dictador que corriera lejos de los cuarteles! Que dejara a su pueblo vivir en paz y en democracia. Que ya era suficiente.
Sus tribunas fueron LAS CALLES, parques y plazoletas de la entonces bella ciudad de San José. El parque Morazán, la plazoleta frente a la imponente iglesia de la Soledad y la calle que corre desde ese punto hasta encontrarse con el edificio del Liceo de Costa Rica, constituían el “campo de batalla” que los criminales del gobierno no podían dominar.
De esta forma se escribió parte de la historia que las actuales generaciones deberían conocer para que cuando canten “Prometamos amar nuestra tierra, por su bien con denuedo luchar” (Himno del Liceo) las palabras adquieran el profundo sentido que a veces queda oculto. Y es que no podemos olvidar ni permitir que insólitamente se den acciones cargadas de ignorancia que podrían estar promoviendo el olvido injustificable.
Por ello y mucho más, convocamos a los estudiantes y profesores del Colegio Superior de Señoritas, el Liceo de Costa Rica y el Colegio Seminario PARA QUE HONREN el ejemplo de aquellos jóvenes que una vez, cuando la Patria los urgía, dijeron SÍ A LA LIBERTAD y no a la esclavitud que imponía la dictadura de Federico Tinoco.
Hechos reconocidos oficialmente cuando poco tiempo después, en honor a su valentía, se bautizó la calle que vivió los hechos más trascendentales como PASEO DE LOS ESTUDIANTES. Para no olvidarlos, para tenerlos presentes, para alimentase de su ejemplo, para honrarlos.
Ahora que la iglesia Católica reclama tímidamente que la construcción de un “barrio chino” afectaría el entorno patrimonial y religioso que caracteriza a la Iglesia de la Soledad, hemos querido recordar también el aspecto histórico. Creemos que es una chambonada inventarse una calle china, sin ton ni son, haciendo desaparecer de paso al Paseo de los Estudiantes, pretendiendo con ello borrar la historia y despreciar a los jóvenes que una vez fueron homenajeados por un pueblo agradecido. Y todo “por decreto”, en un derroche de ignorancia, sin consulta ciudadana alguna, A LA FUERZA, como actuaba precisamente el dictador derrocado.
Si lo que la alcaldía quiere es borrar la historia que podría considerarse un mal ejemplo para nuestra juventud, hemos de reconocer que va por buen camino.

sábado, 4 de febrero de 2012

Comentario

LA CONTAMINADA CORTE
CENTROAMERICANA DE JUSTICIA

Freddy Pacheco León, PhD*
La Confederación de Fuerzas Armadas de Centro América (CFCA), es un organismo militar que reúne a almirantes, brigadieres, generales, comandantes, y otras especies de la fauna improductiva que, para desdicha de los pueblos del istmo centroamericano, no se encuentra en peligro de extinción. Ente castrense que, insólitamente, espera la incorporación de Costa Rica a un CONVENIO de cooperación y hermandad al que nuestro Estado no pertenece.
Recientemente, el comandante Daniel Ortega, acompañado del alto mando militar de las fuerzas armadas de Nicaragua, insistió en la necesidad de estrechar lazos existentes entre dicha Confederación y la llamada “Corte de Managua”. Ente judicial contaminado, que permite a la élite militar nicaragüense para que en su sede presente sus “memorias anuales” y otros documentos como la versión del gobierno de Ortega sobre la invasión de isla Calero.
Hablamos de la muy desconocida Corte Centroamericana de Justicia (CCJ), conformada por Nicaragua, El Salvador, Honduras, y recientemente, por Guatemala. Corte con sede en Managua que, como al Parlamento Centroamericano (Parlacen), los costarricenses hemos dicho reiteradamente NO a la idea de que el Estado se someta a su jurisdicción y caprichos. Corte que además, en consideración al muy arraigado principio constitucional que proscribe el Ejército como institución permanente, colocaría al Estado costarricense en una posición tal que podría devenir, por lo anotado, en una inconstitucionalidad por su vinculación inevitable a los ejércitos regionales “amigos”.
Ahora que su actual presidente anual, un hondureño deseoso de figurar antes de terminar su mandato el próximo 7 de febrero, pretende salir del anonimato con actos sin sustento jurídico contra Costa Rica, se han de conocer ciertas particularidades que se dan alrededor de esa Corte ístmica. Como por ejemplo, que pese al escaso trabajo que la caracteriza, y a la posibilidad de nombrar a solo un magistrado por nación, por acuerdo interno dispuso nombrar DOS, cada uno con salario superior a $10.000 mensuales, entre otras regalías excesivas. Para financiar tales injustificables gastos, además de tener que pagar una “cuota de inscripción” de $300.000,ºº por ese “privilegio”, cada Estado tiene que desembolsar medio millón de dólares anuales (unos ¢260 millones). Gastos injustificables que reflejan (como sucede en el Parlacen) que la Corte Centroamericana ha pasado a ser hábitat de funcionarios y políticos que gozan de beneficios reservados para algunos de los “bien conectados” en cada país de origen.

ACTOS ABERRANTES.
Por eso no son de extrañar los actos torpes que su actual presidente ha venido cometiendo desde el momento en que, quizá de acuerdo con la presidencia de Nicaragua, unos TESTAFERROS de Ortega jugando a ambientalistas, presentaron una acusación contra Costa Rica por la construcción de una trocha que se construye en zonas cercanas a la ribera costarricense del río San Juan. Pues bien, pese a que dicha Corte ha tomado acuerdos que buscan PROMOVER la incorporación de Panamá y Costa Rica “para que se constituyan en Partes de ella”, su presidente, deslumbrado por las luces de la televisión nicaragüense, pretende FORZAR la incorporación de nuestro país en forma ilegal, irrespetuosa, y si se quiere, hasta ridícula.
Así, como parte de sus ásperos argumentos, el señor este (graduado en Derecho Comercial) desconoce que para que Costa Rica pase a formar parte de ese convenio internacional, éste tendría primero que ser firmado por el Poder Ejecutivo y luego aprobarse por mayoría calificada en nuestra Asamblea Legislativa, donde no tiene NI UN VOTO para su virtual aprobación. Y ello para justificar el haberle dado curso a una demanda de supuesto daño ambiental contra un Estado que no pertenece a la “Corte de Managua” y ante el cual, obviamente, ella ejerce la misma autoridad que tendría un juzgado distrital de una pequeña isla del Pacífico Sur.
Asimismo, como para no pasar desapercibidos en su ridículo actuar, la Corte le ha dado curso a una demanda en que se reclama la “destrucción” del gran río San Juan de Nicaragua, sin que los “ambientalistas” HUBIEREN PROBADO el sustento de su demanda. De esta forma, los magistrados de Nicaragua, El Salvador y Honduras estarían actuando como un TRIBUNAL DE PROBIDAD medieval, donde el demandado (Costa Rica) tendría que demostrar la falsedad de la demanda presentada sin aportar pruebas. Y todo ello contra un Estado para el cual todo lo que haga o no haga dicha Corte le es indiferente, aunque por sus actos hostiles estaría poniendo obstáculos irresponsables al proceso de integración comercial del istmo.
Pero lo más insólito es que todo este sainete se inventa como respuesta a la construcción de una trocha rústica por donde Costa Rica no acepta que se le cuestione SU SOBERANÍA. Trocha que jamás se podría decir tiene un impacto ambiental de gran magnitud, solo porque quizá en tramos de dos o tres metros, ¡de los 160.000 metros por donde corre!, algunos pocos sedimentos habrían caído y diluido en un río con un caudal de unos 1.600 m3/segundo, generado principalmente a partir de los ríos costarricenses Sarapiquí y San Carlos.
Y para finalizar, como en pocos días finaliza la presidencia rotativa del "juez" Lobo, que será sucedido por UN MAGISTRADO NICARAGÜENSE, nos atrevemos a mandarle un mensaje a Ortega y Lobo a través de sus testaferros: ¡Dígales que ante estas circunstancias, los costarricenses JAMÁS vamos a someternos a la autoridad de la desprestigiada Corte! ¿O alguien podría imaginarse un juez nicaragüense actuando justicieramente en un eventual caso contra Costa Rica?

*Biólogo especialista en estudios de impacto ambiental.

viernes, 3 de diciembre de 2010

Ortega, Cosevi, el CSH y la Unafut...

• DANIEL ORTEGA, COSEVI, EL HEREDIANO, LA UNAFUT


Freddy Pacheco
Heredia

Los actores habrán cambiado algo, pero la “obra” es tan parecida que no puede uno más que recordar a Daniel Ortega y su impertinencia, cuando es testigo de cómo la deficiencia imperante en el COSEVI a la hora de planificar la seguridad vial es trasladada a un ente como la UNAFUT en búsqueda de una misma cobija.
 
Cobija que solo les alcanza para cubrir su impericia e incapacidad, y si se quiere mala intención, con el caso del C.S. Herediano a quien, SIN prueba alguna a su favor y con muchas pruebas en contra (como la declaración del caballero supuestamente impactado con una moneda – el portero Wardy Alfaro) insisten en seguir adelante con la invasión en isla Calero, digo, con el ataque a un equipo de fútbol, que lo único que hace es clamar por la justicia.  
Si la UNAFUT quiere funcionar como el COSEVI, ¡allá ella!, pero POR FAVOR, no hagan las de Daniel Ortega y sus lacayos. Reconozcan que no se está actuando bien, que la jarana les ha salido a la cara y que todo el pueblo, herediano y de ¡todos los otros equipos!, reconocen como una barbaridad el negar que han metido las de andar como nunca antes ha sucedido, en vísperas de una final de un campeonato de fútbol de primera división avalado por la FIFA.  
¡Ojalá! no vayan a salir con un “libro blanco” porque, al igual al que publicó el invasor, sería una muestra ridícula de un proceder vergonzante.